Radio

Avivamiento

22 DEZ 2013
22 de Dezembro de 2013

ADORACIÓN: CONQUISTAR SIN NEGOCIAR

ADORACIÓN: CONQUISTAR SIN NEGOCIAR

Apóstol Franco Maximiliano

agosto adoracion

 

Una de las “marcas” o “realidades” de la conquista de territorios son las llamadas alianzas estratégicas, en las cuales, el pueblo conquistador de aquel dicho territorio “negocia” con el pueblo conquistado. Esta negociación, casi siempre hace con que al fin de la “conquista”, el pueblo conquistador haya “vendido” o “negociado” o “abdicado” de algunos valores, para poder ocupar lo que habían deseado. Esto sucede a través de la historia, tanto bíblica cuanto secular, en la cual podemos ver que muchas de las naciones al conquistar un país, no establecieron su cultura o valores, sino que adoptaron algo de aquella cultura o nación, para tener éxito en su proyecto de conquista.

En la historia de Dios, no es así, o mejor dicho, no pudiera ser así, pues una de las órdenes dadas por el Señor a su pueblo Israel, fue que no negociara, que no perdiera, que no se dejara influenciar por las naciones a su alrededor, sino que estableciera una nueva cultura, que no dejara vivir lo que no era de Dios y sí que hiciera valer la visión misión que El, Dios, les había dado.

Sabemos que Israel falló miserablemente en este proyecto, una vez que antes que el mismo Josué muriera, ya Israel, había hecho alianzas con las naciones de su alrededor y comprometido todo el proyecto de conquista que Dios les había dado.

En su orden de conquistar sin negociar, Dios había establecido EL ARCA DEL PACTO, como elemento simbólico de esta verdad, o sea, donde EL ARCA DEL PACTO llegaba, era símbolo de que no solo la presencia del DIOS DE ISRAEL, había llegado, sino y quizás más importante que lo primero, era que con su Presencia, también Un Nuevo Sistema de Vida y Valores, Una Nueva Cultura, había sido establecida.

Hoy, en nuestro proyecto de conquistar ciudades, territorios, nación y naciones, podemos todos “perder el alma”, abdicar de los valores, de la visión misión, del diseño que nos fue dado. Lo que garantizará que no lo hagamos, pues si así lo hiciéramos, seríamos, como suele ser siempre, los más miserables del mundo, lo que garantizará que conquistemos sin negociar será siempre nuestra adoración, pues uno jamás conquistará un territorio legítimamente si primero no levanta un altar de adoración en aquel lugar.

Será la adoración que nos hará conquistar sin perder el alma y la visión. Si por un lado, la peor cosa que nos puede pasar es llegar a la victoria que tanto hemos buscado pero con el alma rota y deshecha por las alianzas que hemos hecho, las lentejas que hemos comido y las 30 monedas de plata que hemos recibo, por otro, estar en una plataforma donde no hemos adorado, será el lugar más frágil y peligroso del mundo. No nos olvidemos: La adoración es la garantía de conquistar sin negociar.

Voltar

Ganar la gente con el Evangelio

VISIÓN MISIÓN

Ser una Iglesia que gana gente con el Evangelio de Jesucristo, los hace discípulos e hijos, los entrena para el ministerio de la vida del Cuerpo y los envía para ser bendición a otras gentes.